martes, marzo 07, 2017

Drapets, para niños y mayores

Cuando Helena se quedó embarazada de su primer hijo, llevaba varios proyectos arquitectónicos a la vez. La obra del último proyecto se terminó justo antes de dar a luz, así que todo parecía perfecto: finalizar al 100% el trabajo, tener el bebé, cuidarlo durante el permiso de maternidad y luego vuelta al trabajo.

Pero no, no fue así. Cuando llegó el momento de reincorporarse, la crisis había afectado tanto al sector que ya no había trabajo para ella, ni para muchos otros.

Eso la obligó a seguir cuidando de su hijo, e ir cosiendo cositas no sólo para su bebé, sino también para amigos y familiares. Iba creando productos sin ser consciente en qué podía convertirse, pero llegó un momento en que estos productos tenían éxito que me lancé a la aventura del diseño, creación, manufacturado y venta de los productos a quién los necesite.





Helena lleva muchos años rodeada de telas de patchwork, hilos, lana, ganchillo… gracias a su madre y a su abuela. Ya de bien pequeña me inculcaron los principios de la costura. Pero existía un hándicap: soy zurda, y les costó horrores enseñarme, así que sinceramente me aburría bastante al costarme mucho en aprenderlo bien y no mostré mucho más interés en aquellos tiempos.

Pero durante su embarazo y ante el gusanillo de crear sus propias colecciones participó en bastantes cursos de costura, ampliando las nociones adquiridas y perfeccionando la técnica.

Así nació Drapets. Drapets para niños, Drapets para el hogar, Drapets personales..., el abanico de productos es muy grande. Los productos han ido surgiendo fruto de los clientes. Cada pedido tiene su historia detrás y según ésta veo el producto de una forma u otra. Es fascinante recabar toda la información de lo que el cliente quiere/espera y luego poder desarrollarlo aportando tu granito de arena: diseño, creación y ejecución.







La inspiración para la creación de todos estos productos se debe a la formación técnica (arquitecto) que Helena ha recibido junto con la experiencia que ha ido adquiriendo a lo largo de los años y , sobretodo,  la capacidad de innovación e imaginación que he tenido desde bien pequeña.

Los productos tienen que ser útiles y versátiles. No tendría sentido crear algo que no sirva para nada, por muy bonito que sea. Pero a la vez pretendo darlos un toque distintivo, un estilo propio, una imagen limpia y sencilla, con un diseño moderno y elegante a la vez, usando telas de calidad y sobretodo con un excelente nivel en los acabados. Además, la historia de cada cliente hace que le proponga un tipo de telas. No tengo una regla general, siempre lo hago a sentimiento y dando rienda suelta a la imaginación. He aquí la esencia de drapets.

Helena trabaja básicamente bajo pedido. Empecé produciendo sólo lo que la gente me pedía y creo que por eso los clientes están contentos, porque no hay nada repetido y todo termina siendo para ellos único y exclusivo. 

Si os interesa conocer más detalles de Drapets os invitamos a consultar su página web y redes sociales donde encontraréis la descripción más detallada del proceso y varias fotografías del producto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.