lunes, marzo 13, 2017

Verónica Moar, cerámica con alma

Verónica Moar Cerámica nace de manera muy natural y casi espontánea hace más o menos cinco años cuando Verónica se apuntó a un taller de Cerámica Artística en la Escuela de Artes y Oficios. Casi desde el principio empezó a hacer pequeñas creaciones como pendientes, colgantes, anillos que regalaba a sus familiares y amigos. Con el tiempo, esas piezas fueron gustando a más gente por lo que me decidió empezar a venderlas en ferias y mercados. Poco a poco, fui aprendiendo y evolucionando y fue así como de los complementos pasé a elaborar una línea de objetos más funcionales para el hogar. Así, poco a poco, hasta el día de hoy.

Su trabajo es un reflejo de su manera de ser. Me gusta la sencillez, las cosas auténticas, sin artificios ni adornos innecesarios, me inclino por las líneas limpias y busco que mis diseños sean prácticos y, al mismo tiempo, visualmente atractivos. Creo que eso es lo que transmiten mis piezas.






La rutina de trabajo de Verónica consiste en trabajar a diario en su taller, aunque mis horarios son bastante flexibles. Hay épocas en las que tengo que dedicar más horas y otras menos. ¡La verdad es que las horas en el estudio pasan volando! Principalmente se centra en elaborar piezas propias: como no trabajo con un catálogo fijo, me gusta mucho probar y hacer cosas nuevas, esas ideas que me rondan la cabeza que se acaban haciendo un hueco en mi tienda online. De vez en cuando acepta encargos por parte de particulares, siempre y cuando éstos entren dentro de mi estilo y mi filosofía como marca.

Como este proyecto nació de una manera tan inesperada, siempre se ha movido por la intuición, dejándose sorprender. Así es como encara también el futuro, sin muchos planes aunque con la intención de seguir hacia adelante. Ha recibido uno de los Premios de Artesanía de Galicia: la Beca Eloy Gesto que está destinada a fomentar la formación, así que en sus planes está marcharse una temporada al extranjero.

Es difícil escoger una sola creación entre toda mi producción pues cada pieza, hasta el cuenco más sencillo, es una parte de mí. Pero hay una obra de la que estoy muy satisfecha y que además representa esa otra cerámica, la artística, que realizo con menos frecuencia y que, por lo tanto, no es tan conocida por la gente que me sigue.














No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No seas anónimo. Identifícate siempre. Queremos saber quién eres. Los comentarios anónimos podrán ser borrados. Muchas gracias.